Header Imagenes

facebook

BM Cool Menu

Especialista en Farmacognosia conoce el potencial de las plantas medicinales de la precordillera de Arica y Parinacota

Investigador de la University College London, UCL, ve al orégano de Putre como un producto premium mundial
 
El doctor en farmacognosia e investigador de la University College London, UCL, Anthony Booker, visitó desde Londres la región de Arica y Parinacota, como parte del proyecto conjunto que realiza con el Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto, CIHDE (UTA-Conicyt). 
 
Dr. Booker ha dedicado sus estudios a la transformación del conocimiento médico asiático tradicional en mercados internacionales, el cual es un trabajo interdisciplinario que abarca las ciencias sociales y naturales. De esta manera las áreas de interés de sus investigaciones son las cadenas de valor de productos naturales, la etnomedicina y la etnofarmacia.
 
El doctor e investigador, es parte del proyecto R15F10011 (Conicyt) que realiza el CIHDE junto a UCL, vino desde Inglaterra para analizar el potencial comercial de especies de hierbas medicinales como la chachacoma. Dicho proyecto busca domesticar esta hierba medicinal, la cual es utilizada para el mal de altura, y de esta forma mejorar la calidad con que se comercializa actualmente. En la ocasión, durante su visita a la precordillera también pudo conocer cultivos de importancia comercial como el orégano de Putre, el cual cuenta con indicación geográfica. Fue así que visitó la localidad de Socoroma, donde conversó con la agricultora Adelaida Marca, una de las principales promotoras del cultivo del orégano de precordillera.
 
“En el caso del orégano, fue una visita de sondeo de este producto local. Me interesa conocer esta cadena de valor, cómo hacer eficiente su cultivo, en qué zonas se da mejor y hacer estudios analíticos en UCL. El objetivo es ver como aportar a la indicación geográfica y si es posible realizar cultivos orgánicos. Este no es cualquier orégano, es orégano producido localmente en el altiplano, ese es el valor agregado, tiene todas las propiedades particulares de la zona”.
 
FAIR TRADE
Durante su visita en el CIHDE, expuso a los investigadores sobre como la Cúrcuma se ha vuelto un alimento de interés mundial a través de dos ejemplos de su producción: uno de baja calidad que se hacía con poca práctica de almacenamiento y producción; y otro de alta calidad junto a una empresa en particular, pero en términos de comercio justo. “La idea es seguir el ejemplo del camino de esa empresa en India, la cual comercializa productos orgánicos bajo un reglamento de equidad laboral. Donde los valores agregados adicionales también son la producción local y sus propiedades medicinales, al igual que el orégano”. 
 
El comercio justo o “Fair Trade” es una certificación, pero también es un modelo de negocio. Para seguir su lógica, se necesita que todas las personas involucradas en la cadena comercial se preocupen de la venta justa, es decir condiciones comerciales, productivas y laborales provechosas con el fin de reducir la pobreza, “no es comprar un producto, es casi comprar un movimiento de personas que están pro comercio justo y orgánico”, dijo el Dr. Booker.
 
El director del proyecto en el CIHDE, Dr. Carlos Echiburú, manifestó que si bien Inglaterra ha logrado realizar ajustes en su plataforma de comercio justo, favoreciendo a pequeños productores, en el contexto chileno no es un modelo que sea fácil de replicar, “es necesario comprender la realidad local con sus ventajas y desventajas para luego emprender este desafío, sobretodo bajo nuestra legislación donde poca claridad existe al respecto. Este tipo de intercambio con investigadores internacionales es necesario para conocer experiencias de globalización de productos locales, y de esta forma ampliar el abanico de posibilidades para hacer del Fair Trade algo real”.