CIHDE incorpora la agronomía en sus investigaciones regionales [CERRADA]

La agronomía sustentable es ahora parte de las investigaciones y desarrollo de iniciativas del Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto, CIHDE, ya que se ha incorporado el ingeniero agrónomo y licenciado en ciencias agronómicas Luke Crossley Vergara, quien se ha ocupado de investigaciones en el área privada y pública, además de contar con experiencias de trabajo con agricultores menores y comunidades indígenas.
Uno de los principales intereses del agrónomo es trabajar en una agricultura amigable con el medio ambiente, fomentado las buenas prácticas agrícolas en la región, sobretodo en la zona andina.

“Hay comunidades en el altiplano que usan ancestralmente la flora local andina para repeler plagas, siendo estas infusiones eficientes en su control, sin embargo, nadie ha realizado estudios sobre los componentes químicos que tienen dichas especies, como por ejemplo lo es la ñacatola, la cual es utilizada en las comunidades Ayamara desde tiempos remotos para el control de agentes patógenos en la Quínoa”, comentó Crossley, quien está interesado en analizar y escribir sobre este tipo de plantas nativas.
La propuesta de Crossley, es traspasar a los agricultores andinos el conocimiento adquirido sobre las propiedades químicas de estas hierbas y con ellas saber cuáles son los ingredientes activos que  controlan las plagas, en busca de fomentar la agricultura orgánica, para así dejar de lado el uso de plaguicidas sintéticos, “esto sería provechoso para los agricultores porque les generaría valor agregado a sus productos y derivados”, comentó.
Otra área de interés de Crossley es la agricultura ecológica, con el objetivo de educar a los agricultores sobre la recolección sustentable y sostenible de las especies nativas, debido a que algunas de estas son únicas en el mundo, como también trabajar en el SIPAM (Sitios Importantes del Patrimonio Agrícola Mundial), “ya que este es una gran estrategia de desarrollo territorial, buscando el empoderamiento de las comunidades locales, acerca de su herencia agrícola y cultural, practicas agro-ecológicas que apoyen una agricultura sustentable y la resilencia de los eco-sistemas”.
Luke Crossley es titulado de la facultad de ciencias agronómicas de la Universidad Tarapacá, trabajó en investigación sobre fitomejoramiento del maíz en empresas privadas. También trabajo en el Programa de Desarrollo del Territorio Indígena (PDTI) en Indap, en relación al desarrollo silvoagropecuario de pequeños agricultores.
“Me gustó la propuesta del CIHDE, el cual me envuelve en la investigación de las líneas de recursos vegetales, biomedicina y salud, el trabajar con hierbas altiplánicas medicinales me apasiona, por sus usos en la comunidad y el abanico de posibilidades de desarrollo que entregan. Estoy comprometido al cien por ciento”.
Luke junto al grupo Hojas de Campo Aymara, mujeres recolectoras de la región Tarapacá. De fondo el Mama hunapa